Revolución Industrial – Resumido

La Revolución Industrial fue una serie de cambios que se produjeron en Europa entre los siglos XVIII y XIX. La característica principal de esta revolución fue la sustitución del trabajo manual por el asalariado y el uso de máquinas.

A finales del siglo XVIII, la mayoría de los europeos vivían en el campo y producían los productos que consumían. El fabricante controlaba todo el proceso de producción de forma artesanal.

Aunque el trabajo era principalmente manual, existían fábricas en Francia e Inglaterra. La fábrica era un gran taller donde muchos artesanos trabajaban a mano y estaban subordinados al dueño de la fábrica.

Inglaterra fue pionera en la revolución industrial debido a una serie de factores: la presencia de una burguesía rica, el hecho de contar con la mayor zona de libre comercio de Europa, el abandono de las zonas rurales y su posición privilegiada en la costa, que facilitó el desarrollo de los mercados de ultramar.

Como muchos empresarios querían ganar más, explotaban a los trabajadores y los obligaban a trabajar hasta 15 horas diarias por un salario bajo. Las mujeres y los niños también se vieron obligados a trabajar para mantener a sus familias.

Como resultado, algunos trabajadores se rebelaron contra las duras condiciones de trabajo y se convirtieron en los «rompedores de maquinas« que destruían la maquinaria. Durante este periodo también se llevaron a cabo muchas campañas para proteger a los trabajadores.

Como resultado de este proceso, los trabajadores perdieron el conocimiento de toda la tecnología de producción y sólo realizaron una etapa.

La primera fase de la revolución industrial

La Revolución Industrial entre 1760 y 1860 tuvo lugar principalmente en Inglaterra. El tejido del algodón se originó con la ayuda de máquinas mecánicas. Durante este periodo la revolución continuó con el perfeccionamiento de la máquina de vapor.

La segunda etapa de la revolución industrial

Revolución Industrial - Resumido

La segunda etapa se desarrolló entre 1860 y 1900. A diferencia de la primera, países como Alemania, Francia, Rusia e Italia se industrializaron. Las innovaciones más importantes de este periodo fueron el uso del hierro, la electricidad y los combustibles derivados del petróleo, la invención del motor de combustión interna, la locomotora de vapor y el desarrollo de los productos químicos.

La tercera etapa de la Revolución Industrial

Algunos historiadores consideran que los avances tecnológicos de los siglos XX y XXI constituyen la tercera fase de la Revolución Industrial. Los ordenadores, los faxes, la ingeniería genética y los teléfonos móviles fueron las innovaciones de este periodo.


Como indica el titulo, es un resumen de lo que ha sido la revolución industrial para la humanidad, si te interesa este tipo de temas con más profundidad, contáctanos y de seguro que podemos ampliar un poco más este tema.

Revolución Industrial - Resumido
Puedes ver este articulo en Pinterest


Deja un comentario