[…] En 1966, el trofeo de la Copa Mundial fue robado antes del torneo y desapareció durante 7 días antes de ser encontrado por un perro llamado Pickles . […]

Responder