10 + 3 mitos y propiedades del vino blanco

10 + 3 mitos y propiedades del vino blanco

No debemos cometer el error de pensar que la fuerza del vino depende de la intensidad de su color. En Los Montes de Galicia conocemos las múltiples ventajas del vino blanco, tanto para la mesa como para la salud.

10 + 3 mitos y propiedades del vino blanco

1 – El vino blanco no es blanco.

Las uvas con las que se elabora tampoco son necesariamente blancas. El vino blanco es el único que puede elaborarse con cualquier tipo de uva. Entre los vinos blancos, encontramos el «Blanc de Blanc» y el «Blanc de Noirs» elaborados con uvas negras.

2 – Vintage y cuerpo.

Los vinos blancos son más ligeros debido a la maceración, pero si la variedad de uva es fuerte, el vino puede ser tan fuerte como un tinto. Por otro lado, hay muchos buenos vinos blancos de crianza e incluso de reserva con más de una década de envejecimiento en botella.

3 – «Vino de pescado».

El blanco va bien con guisos fuertes de aves (y patés), sopas y platos de carne. Los Sauvignon Blanc, con su marcada y fresca acidez, o los delicados vinos de estilo Riesling de Alsacia y Alemania, suelen ir bien con casi todos los platos de cerdo, carnes grasas y salsas. Además, variedades de uva como la Pinot Gris y la Verdicchio producen vinos ideales para platos picantes e incluso especiados.

4 – Combinar con queso.

Siempre se ha pensado que los quesos sólo van bien con los tintos, pero hay vinos blancos que van bien con el Brie o con quesos muy suaves, o incluso con ciertos tipos de queso.

5 – Hay una gran variedad.

10 + 3 mitos y propiedades del vino blanco

Dentro de los vinos blancos, también hay muchas variaciones, dependiendo de la variedad de uva elegida para su elaboración. El verdejo, muy de moda en estos momentos, no es lo mismo que la garnacha blanca, cuya estructura es muy similar a la de los tintos.

6- Bébalo siempre frío.

Algunos vinos blancos muy jóvenes con alta acidez pueden servirse fríos, pero sólo porque sus cualidades son limitadas. En cuanto un vino blanco sube de temperatura, hasta los 12º C, se ponen de manifiesto sus cualidades aromáticas, que a temperaturas inferiores a los 8º C pasan desapercibidas.

7 – El vino blanco es bueno para el corazón.

Un estudio realizado por la Universidad de Connecticut descubrió que beber uno o dos vasos de vino blanco al día reduce los efectos de la parada cardíaca. También protege el corazón del envejecimiento al mantener los ventrículos en buen estado.

8- Previene las enfermedades pulmonares.

El consumo moderado de vino blanco a lo largo de la vida puede mejorar la salud pulmonar y prevenir la aparición de enfermedades que afectan al sistema respiratorio.

9 – Prevención del cáncer de mama.

10 + 3 mitos y propiedades del vino blanco2

Hasta hace poco se pensaba que sólo el vino tinto podía prevenir el cáncer, pero el vino blanco también protege las células y previene el cáncer, incluido el de mama.

10 – Capacidad antioxidante.

Se ha demostrado que el vino blanco contiene la misma cantidad de antioxidantes que el aceite de oliva o el vino tinto.

Más información (+3):

11.- Ayuda a mantenerse en forma.

El vino blanco puede utilizarse en las dietas de adelgazamiento. Un estudio de la Universidad de Hohenheim descubrió que una dieta en la que el 10% de las calorías procedían del vino blanco daba lugar a una pérdida de peso más rápida.

12 – Protege el cerebro.

Se ha demostrado que tres vasos de vino blanco a la semana tienen un efecto protector sobre el cerebro, ya que el ácido fenólico protege contra enfermedades neurodegenerativas como la demencia.

13 – No más resacas.

Las bebidas alcohólicas oscuras contienen más congéneres -compuestos bioactivos que se cree que causan resaca-. El vino blanco contiene mucho menos que el vino tinto (al igual que el ron, el whisky y el coñac).

Si quieres más articulos interesantes como este visita la página principal

Deja un comentario